La historia de la hacienda: de Andalucía a América Latina

Hacienda Labor de Rivera es parte de una historia que empieza en el siglo XIV y cuando viene a visitarnos, queremos que sienta todo ese patrimonio histórico. Por eso, hoy vamos a sumergirnos  en la historia de esta riqueza cultural.

¿Qué es una hacienda?

La palabra hacienda tiene dos significados principales. El primero es “conjunto de bienes y riquezas de un individuo”. El segundo se utiliza para describir un sistema de propiedad y de se desarrolla entre  entre los siglos XIV y XVI.

Siguiendo el segundo significado de la hacienda, es una finca agrícola de gran tamaño, con una explotación de carácter latifundista y un núcleo de viviendas. 

Se pueden distinguir tres tipos de haciendas que se diferencian por la disposición de los edificios que la forman:

  1. Haciendas en unidad. Los edificios de este tipo de hacienda estaban integrados entre sí, generalmente agrupados alrededor de un patio. La casa principal, las áreas administrativas y los almacenes daban al patio. También tenían  una capilla con acceso directo al patio. Las casas de los trabajadores se situaban fuera del núcleo principal. 
  2. Haciendas con edificios dispersos. En estas propiedades la zona habitada  se delimitaba mediante un muro alrededor del territorio con portones para controlar la entrada y salida. Al conjunto amurallado se le llamaba casco de la hacienda. 
  3. Haciendas mixtas. Este tipo incluye una construcción principal agrupado, como la hacienda en unidad, y edificios aislados en el territorio de la hacienda.
¿Qué función tiene la hacienda hoy en día?

Actualmente las haciendas han sido habilitadas como agradables hoteles, lugares de ocio y descanso donde puedes  donde puedes ver, oler y sentir cómo era la vida campestre de tus antepasados. 

Las haciendas jugaron un papel  muy importante en la historia y economía de España y de Iberoamérica. La hacienda es un must-see con mucha historia para cualquier nacional y un lugar con grande valor arquitectónico para llevar a los amigos de fuera a turistear. 

Hacienda Labor de Rivera, aparte de su historia por ser hacienda, se encuentra en un lugar donde hay mucha más historia que explorar: Los Guachimontones, un asentamiento prehispánico y el más importante de la Tradición Teuchitlán

La hacienda andaluza
Hacienda Andaluza
Hacienda Guzmán en Sevilla. Imagen obtenida desde eldiario.es

En Andalucía, España comenzó la cultura de las haciendas, cuál en las épocas coloniales fue exportada a Nueva España.

La hacienda andaluza se asiente entre los siglos XIV y XVI, y con diferencia a las haciendas mexicanas, estas no solo eran un hábitat campestre asociada a una explotación agraria, también era una expresión de poder y posición social. Ya que, en estos tiempos y en España, tener tierras agrarias se veía como una inversión importante y como un factor de prestigio social. 

Por lo tanto, la hacienda andaluza no solo era una centro de producción agraria, también fungía como residencia vacacional para sus dueños, esto hace de ella un centro de recreo y exposición. 

arquitectura de hacienda andaluza
Arquitectura hacienda andaluza. Imagen obtenida desde pixbay.com
La hacienda colonial 

El modelo y la arquitectura de las haciendas andaluzas fue exportado a todo Iberoamérica en la época colonial y se convirtieron en las unidades económicas más importantes de la Nueva España.

hacienda colonial
Hacienda Colonial. Imagen obtenida desde elarcondh.blogspot.com
La vida de los trabajadores
trabajo en hacienda mexicana
La vida en Hacienda. Imagen obtenida desde mimejicodeayr.blogspot.com

En tiempos donde los españoles usaban mecanismos de presión para encontrar trabajadores, la expansión y el desarrollo propio de las haciendas ofrecían una solución. Trabajar en una hacienda significaba un buen lugar donde vivir bajo la protección del hacendado. 

Además, las haciendas fueron una fuente adicional de ingresos para la gente de los pueblos cercanos a ellos, proporcionaban empleo temporal y, para muchos indígenas que habían perdido sus tierras, fue una opción frente al hambre.

La hacienda mexicana
Una hacienda mexicana. Imagen obtenida desde mocp.org

Las haciendas mexicanas suelen ser del tipo “hacienda en unidad” con una Casa Señorial en forma de cuadro, L o U alrededor del patio e incluyen jardines y fuentes. 

Fuera del casco, las haciendas disponen de las viviendas de los trabajadores, los almacenes de grano y semillas, las eras (cerca de los almacenes) y los establos. Las haciendas ganaderas, por su extensión, contaban con ranchos, pueblos o estancias. 

Hacienda Henequenera Yucatán. Imagen obtenida desde revistabuenviaje.com

La mayoría de las haciendas en México se construyeron en el siglo XVIII, especialmente en la zona de Puebla-Tlaxcala. Tuvieron una gran influencia e importancia en la historia y la economía de Nueva España, especializándose en la empresa ganaderas, y azucarera, así como la producción  de añil o de cacao. 

En Yucatán, las haciendas producían henequén, lo cual dio impulso económico al estado de Yucatán.

Hacienda Labor de Rivera

Nuestra hacienda es una hacienda colonial auténtica, el Casco tiene una hermosa capilla y un amplio patio. Las alcobas señoriales y los despachos de administración han sido convertidas en alcobas amplias donde te sentirás en otro siglo y podrás desconectarte completamente de la rutina. Disponemos además de caballería con hermosos caballos con los que podrás descubrir toda la zona de la hacienda. 

Write a response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Hacienda Labor de Rivera, todos los derechos reservados.
Close